Posted on

¡A las ricas recetas de perritos calientes! El “Chicago”

¿Una salchicha y un panecillo? Las buenas recetas de perritos caliente exigen algo más. A los niños les encanta y a los mayores también, aunque siempre tengan ese resquemor de los kilos de más. Lo que está claro es que las recetas de perritos calientes más atractivas siempre triunfan.

Recetas de perritos calientes.

Hay decenas de recetas de perritos calientes. Siempre los asociamos a un contexto yanqui, de ejecutivos atareados esquivando a la gente en una acera de Manhattan pero siempre buscando un hueco para pararse en un carrito a comprar algo de comer. Pero la verdad es que hay muchas maneras de preparar el perrito caliente y depende mucho del país en el que te encuentres.

El perrito caliente no ha parado de viajar desde que fue importado de Alemania y popularizado en Estados Unidos, donde se fue convirtiendo en un alimento callejero para la clase trabajadora desde principios del siglo XX.

Recetas de perritos calientes.

De todas maneras, hay que decir que, además de en Alemania, ya se consumían en distintos lugares de Europa mucho antes de llegara USA. Después, este delicioso bocata en el que la protagonista siempre es la salchicha, se fue expandiendo por todo el mundo adaptándose a los gustos de las distintas culturas gastronómicas del mundo.

Hoy nosotros nos hemos decantado por uno de los perritos calientes más famosos: el “Chicago”. Este bocata guarda toda la esencia de la ciudad donde gamberreaba Al Capone.

Recetas de perritos calientes: el “Chicago”.

  • 4 panecillos de hot dog
  • 4 salchichas
  • 1 tomate mediano
  • pepinillos en salmuera
  • 1 cebolla pequeña
  • mostaza

Elaboración

La elaboración de esta receta es realmente sencilla y como lleva tan poco tiempo y es ligera, pues las salchichas no van fritas, es perfecta para la cena.

En primer lugar, ponemos a hervir agua en una sartén, y en ella cocemos las salchichas durante 5 minutos. Alternativamente, podemos cocerlas en cerveza, que quedan también muy sabrosas.

Mientras se cuecen las salchichas, abrimos los panecillos de hot dog, pero dejando un lateral sin cortar, de manera que hagan como una especie de cuna. Típicamente los panecillos de un perrito caliente al estilo Chicago suele llevar semillas de amapola. Si no los encontráis, podéis espolvorear las semillas por encima de los panecillos y presionar un poco con la mano para que queden incrustados en la masa.

Ahora sólo nos queda ir colocando los ingredientes. Primero las rodajas de tomate que colocaremos en un lateral. Después la salchicha en el centro de la U que hace el pan. Y después la cebolla cruda, muy finamente picada entre la salchicha y el tomate.

Por último, untaremos un poco de mostaza por encima de la salchicha, y colocaremos unas ruedas de pepinillos en salmuera. Recordad: ¡nada de ketchup!

¡Y ya tenemos listos nuestros hot dogs estilo Chicago!

(Fuente: El caldero viajero)