Posted on

El cortador de jamón serrano en bodas es tendencia

Cada vez es más frecuente incluir un cortador de jamón serrano en los eventos de celebración, especialmente en las bodas. Desde luego, este producto es sinónimo de buen gusto y exclusividad, por lo que no resulta extraño que se incluya en el menú de uno de los días más señalados para una pareja y sus invitados. Es un detalle en el que no merece la pena escatimar, ya que ¡con él, el éxito está garantizado!

Cortador de jamón en bodas Torre de Núñez

Como bien sabéis, el cortador de jamón se encarga de realizar el corte de la pieza al momento y de preparar los platos para los invitados, de forma que puedan degustar el producto recién cortado, con su perfecta textura y la máxima expresión de su sabor y aroma.

Lo más habitual es que el cortador de jamón esté presente sólo durante el cóctel o aperitivo, sin embargo también hay bodas en las que además se corta jamón tras el banquete, una vez que la gente está tomando copas y han transcurrido algunas horas desde que finalizaron la comida o cena.

Una puesta en escena llamativa y elegante

Es lógico que sea tendencia. Y es que contar con un profesional que, al momento y ante la atenta mirada de los invitados, realice el corte de un jamón de primera calidad, como nuestro jamón serrano Duroc supremo 24 meses, otorga un extra de distinción.

Además, si el espacio dedicado al cortador de jamón tiene una buena decoración y un acompañamiento adecuado, a base de vinos, tablas de quesos, aceites y panes de máxima calidad, la puesta en escena será ideal.

Datos curiosos sobre el corte y presentación

Un buen profesional corta las lonchas de jamón lo más finas y pequeñas posibles, sin aplicar una fuerza excesiva.  Debe incluir tanto las partes grasas como las magras para que al saborearlo se produzca una mezcla de sabores y no sea necesario masticar demasiado.

Lo ideal es contar con tres cuchillos muy bien afilados: uno para retirar la piel y la grasa exterior, el cuchillo jamonero para las lonchas y el cuchillo de puntilla para el corte del hueso de la cadera.

invitados_boda

El número de invitados es un factor clave, a tener en cuenta para determinar cuántas piezas de jamón se van a utilizar en la boda. El mínimo recomendado es una pieza de jamón de unos 8 kg de peso por cada 100 comensales, siempre y cuando el resto del aperitivo sea contundente.

En cambio, si el corte del jamón no lo realiza un profesional especializado, su rendimiento probablemente sea inferior, ya que suele haber un mayor desperdicio de producto.

Las lonchas de un cortador profesional están más valoradas que las de una persona experta en hostelería en general. Cuanta más experiencia y conocimientos tenga el cortador de jamón, más fácil será que saque el máximo partido a la pieza de jamón.

Un buen corte para una boda de una pieza de jamón de aproximadamente 8 kg suele suponer unas 2 horas.

En cuanto a la forma de emplatar, se deben colocar las lonchas en una sola capa o ligeramente solapadas para que la presentación resulte atractiva. Además, si el cortador es habilidoso puede, incluso, hacer vistosas figuras a la hora de colocar las lonchas en el plato.

En definitiva, ¿cuáles son los puntos clave para que incluir un cortador de jamón serrano en las bodas se haya convertido en tendencia?

  • Siempre gusta a los invitados, es más, suele ser su aperitivo preferido.
  • Hace que el aperitivo (o el momento en que se incluya) sea más vistoso.
  • A diferencia de servir el jamón previamente cortado, contar con un cortador de jamón en una boda asegura aprovechamiento del producto, frescura y un emplatado visualmente atractivo.

¿Qué opináis sobre esta tendencia? ¿Habéis ido a muchas bodas o eventos en los que había un cortador de jamón? ¿Qué os ha parecido?