Posted on

Desayunos ricos en proteínas: una buena forma de empezar el día

¿Sabías que los desayunos ricos en proteínas contribuyen a mejorar la sensación de saciedad, moderar la ingesta de alimentos durante el día, mantener el metabolismo acelerado y, por tanto, ayudan a mantener el peso bajo control?

Desayunos ricos en proteínas

Un desayuno equilibrado debe contener estos tres grupos de alimentos: una porción de hidratos de carbono, que nunca represente más del 60% de calorías del desayuno y preferiblemente de absorción lenta, algo de grasa saludable (como aceite de oliva virgen extra, frutos secos o aguacate) y una ración de proteína de buena calidad, como la del jamón serrano o el lacón gallego.

La importancia de un buen desayuno

Si tienes la mala costumbre de ayunar o de apostar por el clásico café con leche con bollería o tostadas para tus desayunos, después de leer este post es probable que empieces a hacer cambios en tus hábitos alimentarios.

Omitir la primera ingesta del día se relaciona de forma directa con un mayor consumo de alimentos a lo largo del día y, en especial, por la noche.

No desayunar es una de las causas de la mayor prevalencia del aumento de peso, con el consiguiente riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad. Por el contrario, diversos estudios apuntan a que un desayuno rico en proteínas ayuda a mejorar la sensación de saciedad, reducir el picoteo entre horas de alimentos poco apropiados para la salud (con gran cantidad de azúcares y grasas saturadas), mejorar la calidad de la dieta y controlar el peso.

La primera comida del día es fundamental para aportar la energía que necesitan los órganos para desempeñar sus funciones vitales y el tipo de alimentos que se incluyen en ella influye en la sensación de vitalidad y en las demás ingestas del día. Introducir alimentos ricos en proteínas en el desayuno tiene efectos directos en la regulación del apetito.

Alimentos con proteínas, que puedes incluir en el desayuno

Si todavía no introduces alimentos ricos en proteínas en tus desayunos, ¡ahora es el momento!. Hay muchas opciones, pero nosotros te proponemos estas cinco:

Jamón serrano Torre de Núñez

– Jamón serrano (29,7 g de proteína / 100 g): es uno de los productos cárnicos más fáciles de digerir, contiene proteínas de alta calidad y es una rica fuente ácidos grasos (destacando el ácido oleico), por lo que ayuda a mejorar los niveles de colesterol y contribuye a la protección y cuidado del corazón.

– Lacón (17,13 g de proteína / 100 g): este alimento de origen gallego es ideal para personas deportistas debido a su alto contenido en proteínas, es ligero y fácil de digerir. Además, es una de las carnes con menor bases púricas, las cuales dan lugar al ácido úrico, factor de riesgo para las personas con gota. Por otra parte, tiene muy poca grasa, concretamente, el lacón de Torre de Núñez presenta 6,2g de grasa/ 100g.

Durante el proceso de curado, además de conseguir un excelente sabor, aumenta la cantidad de proteínas y disminuye la proporción de grasas con respecto al producto fresco, así que sobran los motivos para empezar el día con jamón serrano loncheado. Por supuesto si es Torre de Núñez, con un 25% menos de sal, mejor que mejor.

Copos de avena

– Copos de avena (11,7 g de proteína / 100 g): Si eres de los que desayunan cereales procesados con leche, es hora de evitarlos, ya que contienen gran cantidad de azúcar. Una buena alternativa son los copos de avena, uno de los cereales más completos, con bajo índice glucémico, alto valor biológico, vitaminas y oligoelementos. Si al principio te resultan poco sabrosos puedes complementarlos con fruta y nueces. En cuanto te habitúes, ¡te encantarán!.

– Huevos (13 g de proteína / 100 g): Crudos, a la plancha, revueltos o en tortilla francesa; como tú prefieras.  Los huevos contienen todos los aminoácidos necesarios para ganar músculo. Además, tienen propiedades saciantes, lo que ayuda a evitar la gula y a no picar a media mañana. Por eso, son buenos para dietas para perder peso. Además, este clásico ingrediente del desayuno inglés contiene nutrientes buenos para la piel, el sistema inmunológico, el cerebro y el hígado, ya que es rico en vitamina A, riboflavina y colina.

Salchichas Frankfurt Torre de Núñez (8,32 g de proteína / 100 g): Están elaboradas con magro y panceta de cerdo “Sin +” (sin gluten, sin lactosa, sin colorantes) y embutidas en tripa natural. Puedes trocearlas y saltearlas para un desayuno sabroso y nutritivo.

Almendras para el desayuno

– Almendras (18,7 g de proteínas / 100 g): son muy bajas en hidratos de carbono y cuentan con una carga glucémica casi nula. Contribuyen a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Los frutos secos, en general, son uno de los alimentos más útiles en las dietas de adelgazamiento por su poder saciante: al ser ricos en fibras y grasas saludables dan una profunda sensación de saciedad, aún consumiéndolos en pequeñas cantidades.

Cuéntanos, ¿cómo son tus desayunos? ¿qué alimentos ricos en proteínas prefieres para la primera comida del día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *