Jamonblister
Posted on

El bocadillo perfecto para ir de excursión

Cuando teníamos una excursión en el colegio, eran nuestros padres los que se levantaban a horas intempestivas para hacernos el bocadillo. Se iban el día antes al súper, compraban el mejor embutido y hasta un rollo nuevo de papel de aluminio. Algunos compraban el pan a última hora; otros, más sacrificados, se levantaban a las tantas para ir a buscar el pan recién salido del horno mientras tú dormías.

Jamonblister

Hoy, desde Torre de Nuñez, intentaremos haceros la vida un poco más fácil a los que sois padres (y los que no, podéis tomar nota igual). Os dejamos una receta de un bocadillo irresistible para cuando los peques se van de excursión:

¡Bocadillo de jamón!

Con el bocadillo de jamón ocurre lo mismo que con la tortilla que, aunque es muy fácil de hacer, conseguir el sabor perfecto tiene truco. Sin embargo, hay algún truquito para que quede perfecto.

Los ingredientes que vas a necesitar son:

1 pan de 175 gr. de harina blanca de trigo con doble fermentación
4 ml. de aceite de oliva
40 gr. de jamón serrano Torre de Nuñez
1 tomate rallado (opcional)

Preparación:
– Lo primero que tienes que hacer es encender el horno a 180ºC y, mientras esperas a que se caliente, ralla el tomate con ayuda de un rallador y ponlo en un bol pequeño.
– Si el horno ya tiene la temperatura deseada, parte el panecillo por la mitad haciendo un corte en vertical y mete ambas rebanadas en el horno. Déjalas unos minutos y ve echándoles un ojo de vez en cuando.
– Transcurrido este tiempo, saca el pan del horno y espera a que se enfríe un poco. Este paso es mucho más importante de lo que parece pues preparar el bocadillo con el pan excesivamente caliente podría afectar al sabor y textura del jamón.
– Si el pan ya se ha enfriado, unta con el tomate las dos rebanadas y pon por encima el aceite. Si lo prefieres sin tomate, no pasa nada, ¡está igual de bueno!
– Vamos ahora a por el jamón. Puedes hacer dos cosas:
  → Si tienes tu propia pieza, corta lonchas lo suficientemente finas como para que se deshagan en la boca pero lo suficientemente gruesas como para notar su sabor.
  → Si no tienes una pierna entera, puedes comprar un pack de loncheados de 120 gramos de jamón y, como solo necesitas 40 gr. por bocata, ¡podrás prepararte dos bocadillos más adelante!
En cuanto tengas el jamón listo, repártelo por todo el panecillo y ciérralo. Para terminar, coloca el panecillo en un plato de cerámica y córtalo en horizontal para dividirlo en dos mitades, así se comerá de manera más sencilla, ¡y listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *