Posted on

El método del plato: cómo equilibrar una comida de manera visual

El plato para comer saludable, o más conocido como el método del plato, fue creado por la Escuela de Salud Pública de Harvard para poder explicar, de manera visual, la proporción saludable de los diversos grupos de alimentos que deben estar presentes en las comidas principales. Se utiliza principalmente para pacientes con diabetes, así como aquellos que padecen sobrepeso u obesidad y deben perder peso, pero no es exclusivo para ellos.

Si navegamos por Internet, encontramos que la American Diabetes Association y la Fundación Alícia junto con el IDIBAPS (Institut d’investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer), entre otros, tienen sus propias calculadoras interactivas. Estos programas valoran el aporte de hidratos de carbono de las comidas, algo que deben tener muy en cuenta los pacientes diabéticos para mantener un buen control de azúcar en sangre.

EN QUÉ CONSISTE EL MÉTODO DEL PLATO

Como se puede ver en la imagen superior, se distribuyen los diversos alimentos que deben aparecer en una comida saludable y marcan unas proporciones que la convierten en una comida equilibrada. El método del plato se calcula para uno de unos 23cm de diámetro, lo que se consideraría como “plato estándar”. También explican características cualitativas para mejorar la selección de alimentos, como sería el hecho de priorizar los productos integrales a las harinas blancas y el aceite de oliva a otras grasasescoger frutas y verduras de colores variados para aumentar la variedad de vitaminas y antioxidantes, limitar las carnes grasas y procesadas, etc.

¿ES UN MÉTODO UNIVERSAL? 

En principio sí que lo es, pero no quiere decir que no pueda sufrir alguna transformación. Para empezar, debemos tener en cuenta que en algunos países comemos dos platos por comida, por lo que estas mismas proporciones sirven si hablamos de un primero y un segundo: más verdura y hortalizas comparado con los otros grupos de alimentos. También es posible que estas raciones necesiten realmente alguna modificación según las necesidades de la persona. Por ejemplo, un deportista muy probablemente deba aumentar la ración de féculas (indicado como cereales integrales en el plato equilibrado de Harvard), ya que es un grupo de alimentos que aporta energía de absorción lenta que resulta muy necesaria y beneficiosa para los que hacen un ejercicio físico moderado u intenso. Asimismo, puede ser que una persona sana, por su metabolismo basal elevado, gaste más que lo que ingiera con esta proporción y, por tanto, necesite de una adaptación por parte de un nutricionista. También podemos encontrarnos con personas que precisan aumentar de peso, bien porque sufren una enfermedad que incrementa su gasto energético diario o porque su ingesta no es suficiente y hay que priorizar aquellos alimentos que aportan más energía, sin olvidarnos de los demás grupos para poder mantener un equilibrio nutricional.

En resumen, el método del plato es una forma fácil de equilibrar una comida sin tener que depender de una báscula, así como una herramienta útil y muy visual para los dietistas-nutricionistas colegiados que queremos explicar las proporciones adecuadas de una comida principal equilibrada y saludable.


Derechos de autor © 2011 Universidad de Harvard. Para más información sobre El Plato para Comer Saludable, por favor visite la Fuente de Nutrición, Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública de Harvard, http://www.thenutritionsource.org y Publicaciones de Salud de Harvard, health.harvard.edu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *