Posted on

Entrevistamos a la historia viva del Entroido de Xinzo

Carmiña y Saruca nos reciben entre licor de hierbas y música para contarnos cómo es el auténtico carnaval de Xinzo.

Las entrevistadas charlan en la mesa

Como os contábamos la semana pasada en el blog, este año hemos ido a disfrutar del Entroido de Xinzo de Limia. Y no hemos perdido la oportunidad de hablar con dos mujeres que pueden presumir a sus 82 y 86 años respectivamente, de no haber faltado a un sólo carnaval en toda su vida.

Carmiña y Saruca son cuñadas pero se conocen de toda la vida. “Ella – dice Sara de Carmiña – “es del Barrio de Arriba. La gente que tenía posibles no sabía disfrutar del Entroido tan bien como nosotros, los de abajo – en referencia a un barrio del pueblo -. Comían mejor pero cantaban menos, ¿sabes?”.

No hacen falta dos minutos de conversación con estas dos mujeres para darse cuenta de que la entrevista va a ser tan divertida como intensa.

Gastronomía de carnaval

Aunque sabemos que el plato estrella del carnaval gallego es el cocido lalinense, hemos querido ahondar más en la historia de la gastronomía de una fiesta tan especial.

TdN- ¿Qué recuerdan comer y preparar los días de la fiesta más importante de Xinzo?

Saruca- Bueno pues el cocido, claro. Eso el domingo de Carnaval no podía faltar porque éramos muchos a comer y se hacía una fiesta al mediodía. Y luego como se hacían potas muy grandes pues, se comía hasta terminarlo. Y las filloas, un poquito de queso y así.

Carmiña- ¡No sólo eso, Sara! Se hizo toda la vida el lacón el martes del desfile. El pedro, que era una cosa riquísima y el…

Interrumpimos: ¿Disculpe, Carmiña, que es el “pedro”?

S- Un chorizo

C- ¡Ay un chorizo, dice!

S- ¿Y luego qué era entonces?

C- Bueno, un chorizo, sí, pero mejor.

https://www.youtube.com/watch?v=HUE6CFu3J_M
https://www.youtube.com/watch?v=HUE6CFu3J_M

Para no perder el hilo y el objetivo de la entrevista, volvemos a interrumpir el debate gastronómico:

TdN- ¿Por qué era tan especial el “pedro”?

S- No tenía nada especial, era un chorizo.

C- Y dale… ¡era un chorizo buenísimo! El mejor chorizo que había de todo el año. Y gordo, y grande. Y se guardaba para comer en el Carnaval porque era buenísimo, ¡eso ya os lo digo yo!

S- Bueno, pues como tú quieras. No entretengas a esta gente. El pedro se cocía solo y se comía con pan o con patatas; con cualquier cosiña, como un chorizo normal.

C- ¡No era un chorizo normal!

Como la conversación sube de tono a la misma velocidad que baja el licor y viendo peligrar la harmonía en la relación de las dos mujeres, creemos interesante abandonar la temática gastronómica que parece producir ciertas diferencias de opinión.

Lo intentamos con los disfraces. La pantalla es un símbolo casi místico del entroido limiano, esto no puede generar conflicto.

Los disfraces: la Pantalla

Queremos saber cómo era el proceso de creación de los disfraces, con qué contaban para elaborarlos y si ha cambiado en algo o no el personaje principal del entroido: la Pantalla.

TdN- ¿Cualquiera podía disfrazarse de Pantalla o había algún requisito para hacerlo?

C- A ver, la pantalla sólo podían llevarla los hombres

S- Sí, hasta hace unos años una mujer tenía prohibido llevarla, claro. Eso es una cosa de ahora.

Respiramos: hay acuerdo.

C- Lo que pasa es que ahora no saben llevar el disfraz, porque lo ponen con cualquier cosa.

TdN- ¿Cómo tiene que ser el traje?

S- Pues mira, tiene que llevarse con zapato negro. Ni con botas ni con zapatillas ni con nada de eso. Y la “muda” – la camisa y el calzoncillo blanco que viste el personaje- tiene que ser de lino, no de algodón como llevan algunos. Luego va el cinto, que lleva cascabeles cuando todavía son niños y campana cuándo ya son hombres, el fajín rojo, la capa, que es negra…

C- ¡La capa fué roja de toda la vida!

Cambiamos de tema.

TdN- ¿Qué otros disfraces había antes?

S- Pues antes la gente se disfrazaba con cualquier cosa. No había lo que hay ahora. Cuando éramos niñas nos daban ropa que ya no servía, nos pintábamos un poco la cara y salíamos a la calle. A lo mejor una llevaba una pandereta, otra cantaba y hacíamos la fiesta así.

C- Pues yo recuerdo siempre coser los disfraces: hacer una falda larga para ir de “señora”, hacer las máscaras con cartón, ir a bailar al Casino… Yo no digo que fuera como ahora, pero eso así como dice ella, tampoco.

https://www.youtube.com/watch?v=HUE6CFu3J_M
https://www.youtube.com/watch?v=HUE6CFu3J_M

Viendo que no somos capaces de poner de acuerdo a estas dos buenas señoras y que queremos irnos a bailar antes de que caiga la noche, decidimos finalizar aquí esta pequeña entrevista. Eso sí, profundamente agradecidos por la amabilidad y disposición de estas dos mujeres que, aunque diferentes, tienen en común haber estado haciéndoles posible el Carnaval a quienes las han rodeado.

Aunque no lo mencionan, Saruca y Carmiña han cosido, han cocinado, y han trabajado mucho para que otros pudieran disfrutar de la fiesta sin más preocupaciones que pasarlo bien.

Las mujeres de Xinzo tienen muchísimo mérito, especialmente las de su generación a las que no se les permitía acceder a la misma diversión que los hombres. Y aunque afortunadamente estos condicionamientos ha ido desapareciendo en gran medida, son ellas las responsables de que se haya mantenido la tradición de la fiesta y el espíritu del Carnaval. Porque más allá del artesano que hace la máscara y curte y trabaja el cinturón -tarea imprescindible, también – , han estado ellas lavando vejigas, patronando disfraces y elevando el Entroido de Xinzo a la categoría de fiesta de interés turístico nacional.

En fin, la conclusión que sacamos de esta peculiar conversación es que hay tantos carnavales como personas que quieran disfrutarlo. Y como dice Saruca cuando ya nos estamos despidiendo para irnos: “Aquí es bienvenido todo el mundo. La única condición es que respete al pueblo y sus tradiciones”.

Esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros de esta pequeña charla tan especial. Si os ha gustado la entrevista y os gustaría ver más como ésta en los próximos post, ¡hacédnoslo saber en comentarios o en RRSS!