Posted on

Las propiedades del jamón serrano

Hoy queremos hablaros de uno de nuestros productos preferidos para que podáis descubrir sus propiedades. Queremos destacar lo primero su alto valor nutricional y los beneficios de incluirlo en nuestra dieta. Sí, por supuesto, estamos hablando del jamón.

Beneficios y propiedades del jamón serrano

Al hablar de los beneficios y propiedades del jamón cabe destacar su contenido en vitaminas y minerales. También destacan sus propiedades en el control de osteoporosis y arterioesclerosis y sus virtudes para la salud del corazón.

Además, tiene otras propiedades interesantes, derivadas de su contenido en grasas saludables, beneficiosas en el control de los niveles de colesterol.

También es muy importante su aporte de elementos nutrientes básicos como las proteínas, consideradas de alto valor nutricional.

Contenido en vitaminas y minerales

Es notorio el contenido de las vitaminas del grupo B, en particular B1, B2, B3, B6 y B12. También contiene vitaminas D, E y ácido fólico.

En cuanto a los minerales, su contenido en hierro y en cinc, es muy importante para nuestro equilibrio y salud nutricional. Además contiene selenio, magnesio, calcio y fósforo, que ayudan a mantener a raya el proceso de envejecimiento natural.

Ayuda en control de osteoporosis

Debido a su contenido en hierro, el jamón resulta idóneo para prevenir la osteoporosis. Es importante, en especial, durante la etapa de la menopausia y la vejez. Además, si se consume este alimento durante la infancia o la juventud, se reduce el riesgo de sufrir osteoporosis en la madurez o tercera edad.

Ayuda en control de arterioesclerosis

La obstrucción de las arterias por acumulación de depósitos grasos como consecuencia de los niveles de colesterol es una de las enfermedades más frecuentes en nuestra cultura occidental. El jamón contribuye a mantener los niveles de colesterol en valores correctos, por lo que ayuda a evitar la arterioesclerosis.

Otras propiedades del jamón serrano

La aportación energética de este producto es relativamente baja. Por eso, su consumo de forma moderada no perjudica las dietas bajas en calorías.

Las grasas presentes en el jamón, contienen más de un 50% de ácido oleico. Esta grasa insaturada ayuda a incrementar el colesterol beneficioso (HDL) y reducir el colesterol perjudicial (LDL)

Por su contenido en vitamina B1, consumir jamón ayuda a superar situaciones de estrés y depresión. También es apropiado durante la convalecencia de enfermedades o tras sufrir operaciones para ayudar a la recuperación.

A pesar de las propiedades del jamón señaladas, debemos fijarnos bien en su contenido en sal. Ya que si es alto, su consumo debe estar limitado en el caso de personas con hipertensión arterial. Debido a nuestra preocupación constante por la salud, nuestros jamones son bajos en sal y es un producto reconocido por la Fundación Española del Corazón (PASFEC).

“La Fundación Española del Corazón recomienda seguir una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable”

“Si usted tiene unas condiciones dietéticas especiales o padece alguna enfermedad debe consultar a un profesional de la salud. Se recomienda un consumo moderado y ocasional para las personas con hipertensión arterial.”

“Las autoridades sanitarias aconsejan consumir un máximo de 5g. de sal al día.”

“Con un 25% menos de sal en relación a los productos de la misma categoría.”

“Un menor contenido de sodio contribuye a mantener la tensión arterial normal.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *