Frankfurt parrilla
Posted on

Las salchichas Frankfurt y la barbacoa

Torre de Núñez se ha adelantado al verano -arranca oficialmente la próxima semana- y nos hemos puesto a hablar de barbacoas hace unas semana, lo sabemos. Es que no nos podemos resistir a poner las brasas bajo la parrilla y disfrutar del sabor de todo lo que sale de ahí.

Frankfurt parrilla

Esta semana nos hemos levantado con ganas de encender nuestra barbacoa y preparar unas salchichas Frankfurt. Cocinar las salchichas a la parrilla es una de las opciones más saludables para consumirlas.

De la misma manera que lo recomendable es freír las salchichas a fuego lento, a la hora de cocinarlas en la parrilla, lo ideal es que las brasas no estén a tope. Este método de baja intensidad hace que la grasa de la carne se derrita suavemente y deje las salchichas crujientes en el exterior y (lo más importante) sin quemar su interior. Cocinarlas durante mucho tiempo a fuego lento permite que la grasa se caramelize sin miedo a que la carne termine como una suela de zapato.

Sabemos que en cuanto las veáis sobre la parrilla se os disparará el hambre, pero os prometemos que merece la pena esperar. Si decidimos poner unas salchichas Frankfurt en la barbacoa, habrá que tener un cuidado especial en no pasarlas en exceso, ya que son salchichas cocidas y de lo que se trata es de pegarle un golpe de calor y listo.

Salsabarbacoa

Una buena salsa para acompañar tus Frankfurt a la parrilla

¡Una salsa barbacoa! Es la salsa más popular para el acompañamiento de carnes que se elaboran a la parrilla. Sabemos que se puede comprar en el súper pero nosotros te proponemos un reto: ¡prepárala tú mismo!

Ingredientes:

-1 cebolleta

-15 g de azúcar moreno

-1 diente de ajo

-30 g de kétchup

-15 g de tomate concentrado

-15 g de salsa Worcestershire

-30 g de miel

-1 pizca de pimentón dulce

-1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

-Sal y pimienta al gusto

Ya os hemos aconsejado cuál es el método más eficaz para cocinar las salchichas Frankfurt en la barbacoa. Y por si eso fuera poco, ¡hasta os hemos preparado la salsa! Ya sólo queda que lo pongáis en práctica y que nos lo contéis aquí. ¡A las brasas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *