Chorizo criollo
Posted on

Nos gustan los chorizos parrilleros. El criollo

El verano está en su mejor momento y en Torre de Núñez seguimos dándoos consejos para que no metáis la pata con vuestra barbacoa. Nuestros gama de productos pensados para la parrilla son siempre una garantía. Esta semana nos toca hablar de los chorizos criollos. 

Chorizo criollo

Antes de nada, ¿cuál es el origen del chorizo criollo? El chorizo proveniente de España fue uno de los productos que más aceptación tuvo en América durante la época de las colonizaciones. Con el tiempo, se fue elaborando de distintas formas hasta que se acabó creando un chorizo autóctono elaborado de una manera diferente al exportado de aquí.  A diferencia del original, este nuevo chorizo no solía estar curado y se servía asándolo en la parrilla, de ahí que también sea conocido como ‘chorizo parrillero’. A este nuevo producto, tan típico en la gastronomía de países como Argentina, Uruguay y Paraguay, se le otorgó el nombre de ‘chorizo criollo’.

Como sabéis, en esos países son unos auténticos maestros de la barbacoa por eso vamos a fijarnos bien en cómo preparan el chorizo criollo.¡Tomad nota de estos consejos! 

¿Cómo cocinar el chorizo criollo a la parrilla?

La primera pregunta que nos surge antes de poner el chorizo criollo sobre la parrilla es: ¿Debemos pincharlo o no? No sólo depende de quién te responda a la pregunta, también de tu propio gusto. Los que defienden pinchar el chorizo alegan que permitirá liberar parte de su grasa y que incluso se conseguirá que se cocine más rápido. Por otro lado, otros expertos sugieren no pincharlo porque, según dicen, quedará seco. ¿Qué opción te parece más apetecible?

Chorizo criollo

En cuanto al calor, los chorizos criollos deben ponerse en la parrilla cuando esté ya bastante caliente, y posteriormente se baja un poco el fuego, así conseguiremos que se cocinen mejor por dentro. El tiempo de cocción del chorizo criollo a la plancha o en la sartén es de unos 15 minutos. Conviene darle vueltas cada poco tiempo para que se vayan haciendo de forma homogénea por ambos lados.

El resultado es una carne crujiente en su exterior y muy tierna y sabrosa en el interior con un aroma inolvidable.

Si estáis planeando disfrutar de una barbacoa veraniega, no olvidéis poner sobre la parrilla los chorizos criollos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *