Posted on

Peligros de las barbacoas

 

No queremos ponernos dramáticos, pero las barbacoas no siempre son esa situación idílica que tanto nos gusta imaginar. Conviene ser cautos en algunos aspectos, y es por eso que hoy queremos ponerte en sobre aviso ante ciertos peligros de las barbacoas en los que puede que no hayas pensado:

Quemaduras y cortes

Probablemente este sea el más común de todos los peligros de las barbacoas. ¿Quién no se ha hecho algún corte tonto con el cuchillo jamonero o ha quemado al amigo de turno que venía a por una salchicha? Son cosas que pasan, que suelen quedarse en sustos y anécdotas de la barbacoa, pero nunca está de más estar atentos y tener cierta precaución con este tipo de cosas.barbacoas

Quemaduras solares

Dos de la tarde, cervecita en mano y el sol ahí, pegándote de pleno. Mal, mal, mal. Échate crema, hombre. Que no cuesta nada. Y te ahorrarás que te de un soponcio o que al día siguiente parezcas una gamba.

Solemos tomarnos las quemaduras solares a la ligera, y no debería ser así. Así que ojo, aunque parezcan inofensivas, las quemaduras solares son uno de los peligros de las barbacoas.

Intoxicación alimentaria

Ahora entramos ya en cuestiones más serias, en peligros de las barbacoas que pueden derivar en sustos de mayor calibre. En las barbacoas existe un riesgo alto de intoxicación alimentaria ya que los alimentos se mantienen fuera de la nevera expuestos al calor. Por este motivo es importante recordar que el riesgo de intoxicación es uno de los peligros de las barbacoas, y que hay una serie de consideraciones que debemos tener en cuenta. Primero: es importante que nuestra comida no esté a temperatura ambiente durante más de dos horas, si tienes que desplazarte largas distancias, utiliza una neverita para llevarla. Otra cosa que debes tener en cuenta es el hecho de no mezclar la comida cruda y la cocinada, es decir, no la coloques en el mismo plato, para ahorrarte problemas. Y, por supuesto, procura cocinar bien la carne de tu barbacoa. Y las salsas nunca al sol.

Una intoxicación puede acabar en una visita al hospital. Así que te recomendamos que no te lo tomes a la ligera: la intoxicación por alimentos es uno de esos peligros de las barbacoas que no podemos olvidar.

Riesgo de incendio

Siempre que se unen fuego y diversión existe un cierto grado de peligro, y, en el caso de las barbacoas, más todavía. Hay que tener cuidado con factores como el viento, los aceites, las grasas… Debemos valorar y prestar atención a todos los elementos.

No pierdas de vista a las brasas, y asegúrate de que lo apagas bien al terminar. Y lo niños, bien lejos. Probablemente el fuego sea el mayor peligro de las barbacoas. Así que máxima precaución, siempre.barbacoas

Intoxicación de monóxido de carbono

Nunca cocines con este tipo de instrumentos dentro de casa. Y no sólo eso. Aunque cocines fuera, no guardes la barbacoa dentro de casa, ya que seguirá emanando humo incluso hora después de haberla apagado. Mantén tu barbacoa siempre en lugares donde exista una buena ventilación, y siempre mejor que sea en exteriores. Este es el mayor de los peligros de las barbacoas. No es ninguna broma: el monóxido de carbono puede causarte serios problemas.