Posted on

Receta de fabada: el reconstituyente asturiano

El 2018 ha empezado con fuerza. Sobre todo climatológica. Así que para estos días en los que parece que el cielo se vaya a desplomar sobre nuestras cabezas traemos la poción mágica asturiana: receta de fabada.

Receta de fabada

El reconstituyente astur es el plato más conocido de la región vecina y uno de los cocidos más insignes de España.

La receta de fabada no es canónica y se prepara de diferentes maneras por toda la región. Nosotros hemos escogido una que, además de ayudarnos a combatir el frío y reconfortarnos el ánimo, no sea excesivamente pesada y sí rica en fibra, hidratos y proteínas. Además de ser más fácil de hacer que la sidra de beber.

Receta de fabada.

Receta de fabada

Ingredientes

400 gramos de fabas blancas cocidas blancas

90 gramos de chorizo picante

40 gramos de jamón cortado en dados

2 cucharadas de pimentón dulce

1 cucharadita de aceite

Preparación

  1. Cortaremos el chorizo en rodajas gruesas y el jamón en daditos (o como más os guste).
  2. Con una cucharadita de aceite pondremos una olla a fuego bajo y sofreiremos durante un par de minutos los dados de embutido.
  3. Incorporamos entonces el pimentón e inmediatamente después y sin dejar de remover para que no se queme, el vino blanco.
  4. Un minuto después, una vez se haya evaporado el alcohol, añadimos las habas cocidas y medio vasito de agua.
  5. Subimos el fuego para que el agua llegue a hervir y se evapore una parte ligando el potaje. Con la olla tapada lo dejaremos hervir sobre unos cuatro minutos.

Et voilá! La receta de fabada exprés estará lista para servir

Si preferís hacer este potaje con habas o alubias secas, recordad que debéis tenerlas a remojo al menos durante ocho horas, aunque este tiempo puede aumentar o disminuir dependiendo de la variedad que utilicemos. Por ejemplo, nuestra faba de Lourenzá es de sabor insuperable, pero requiere 12 horas de reposo en agua antes de cocer.

El proceso de preparación será bastante más largo con legumbre seca. Debemos cocer las habas, siempre totalmente cubiertas de agua y con una pizca de sal, durante aproximadamente un par de horas antes de añadir el embutido, que en este caso no será necesario sofreír.

Pues ya veis que seáis de fabe o de faba, de sidra de Chantada o de Gijón, este platazo no generará ningún tipo de discusión. La receta de fabada solo produce felicidad.