El bocadillo para llevar de viaje en el coche

Llevamos dos años usando el coche más que nunca para ir de vacaciones o hacer alguna escapada. La pandemia es lo que tiene. ¿No os habéis cruzado con muchísimas autocaravanas en la carretera? 

bocadillo de jamón serrano

Cuando se viaja en carretera, siempre entra el hambre. Por eso, lo mejor es llevar siempre una neverita y la cesta con cosas básicas para matar el apetito. Unos snacks, agua, algo dulce, fruta, un termo con café y, cómo no, ¡un buen bocadillo!

Porque a lo mejor, antes de llegar a tu destino, te apetece parar en un lugar por donde acabas de pasar y que te ha conquistado. Es lo bonito de viajar en coche, que te da esa posibilidad. 

Bajas del coche, te encuentras ante un paisaje irrepetible y quieres quedarte ahí un rato, sacar el bocata, la bebida y disfrutar de la estampa. Viajar en coche ofrece muchas ventajas: 

  • La flexibilidad es una de las mayores ventajas de viajar en coche. No está restringido por horarios. 
  • Puedes elegir y cambiar tu ruta y no hay problema si quieres visitar algunos lugares en el camino.
  • ¡No tienes límite de equipaje!
  • Puedes viajar con tu mascota
  • Tendrás la posibilidad de comer en restaurantes y tomarte un café en un lugar remoto lejos del turisteo.

Y, como decíamos antes, parar donde te dé la gana para comerte el bocata que has preparado en casa. En concreto, este mismo. 

bocadillo de jamón serrano

Bocadillo de jamón serrano, queso fresco y membrillo

Ingredientes

1 barra pan

Jamón serrano loncheado de Torre de Núñez

1 porción de queso fresco

2 lonchitas de membrillo

1 tomate para la salsa

Lechuga

Aceite de oliva

Sal

Elaboración

Comenzamos preparando la salsa de tomate. Lavamos y troceamos el tomate, lo introducimos en el vaso de la batidora, le añadimos aceite, sal al gusto y trituramos. 

Cortamos la barra de pan por la mitad, abrimos ambas mitades longitudinalmente y con ayuda de una cucharilla untamos el pan con la salsa que hemos preparado.

Repartimos las lonchas de jamón, el queso, el membrillo y la lechuga entre ambas rebanadas.

Y ahora solo tienes que echar gasolina, meter el equipaje en el maletero y el bocadillo en la cesta. ¿Te gusta conducir? 😉

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *