¿Comer sano en el trabajo? Es posible

Cada vez, los consumidores somos más conscientes que una de las prioridades de nuestra vida es sentirse bien, llevar una vida saludable. Esto pasa por cuidar la alimentación, incluso cuando no tienes tiempo para cocinar o, por un exceso de trabajo, tienes que comer en el trabajo. 

Comer sano en el trabajo

Torre de Núñez te da unas ideas para que te lleves al trabajo una comida sana. Es cierto que, a lo mejor, no te apetece nada ponerte a cocinar para llevar a la cocina. Pero piensa que no debes caer a diario en el tan habitual “como cualquier cosa”. No es una buena idea. 

Se puede comer de tupper tan bien como en casa, sólo tienes que proponértelo y, por supuesto, tener siempre en la nevera alimentos saludables. No te vamos a decir que no te des un capricho de vez en cuando ¡por supuesto que no! pero siempre es mejor que te cuides. 

Consejos para comer sano en el trabajo

1

Alimentos que te ayuden a rendir

Intenta escoger que repercutan directamente en tu capacidad de concentración y te proporcionen energía. Por ejemplo, alimentos ricos en proteínas y en ácidos omega 3. 

2

Cocina el fin de semana

Es el momento de la semana en el que estás más ocioso y relajado. Seguro que eso te ayudará a planear tus menús con más cariño. Por cierto, ¿recordáis lo que os habíamos contado de batch cooking? Estamos convencidos de que os ayudará a  Todo será más fácil si lo dejas listo. 

3

Unas ricas ensaladas

Son muy recurridas por dos razones: son fáciles de preparar y también saludables. Hay decenas de maneras de preparar una ensalada, no será porque no os lo hemos contado. Mirada: 

Ensalada de aguacate y jamón serrano

Ensaladas sabrosas y saludables para llevar a donde quieras

4

La hora

Dicen los nutricionistas que es importante dedicarle un tiempo adecuado a la comida. Unos 20 ó 25 minutos. Además, establece una hora fija para comer, intenta no saltártela. 

5

La digestión

Evita las comidas pesadas que te provoquen una digestión soporífera. No rendirás en el trabajo.

6

Hidrátate. 

Ya sabes que se recomienda al menos un litro y medio de agua al día, practicar ejercicio regularmente y realizar cinco comidas. Todas estas recomendaciones ayudarán a sentirse bien y a mantenerse en forma.

Como veis, es posible comer sano en el trabajo, solo tienes que echarle ganas e imaginación. ¡A por todas! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *