TORRE DE NÚÑEZ ha fortalecido su compromiso con el medioambiente con la implantación de la norma ISO 14001:2015 en la que ha analizado el impacto ambiental de su actividad en base al Ciclo de Vida de los productos elaborados.

Desde este compromiso, TORRE DE NÚÑEZ quiere hacer partícipes a todas las partes interesadas para que conozcan la labor que se está llevando a cabo internamente. 

Se han determinado nuestros aspectos ambientales, evaluando su impacto ambiental debido a su toxicidad o su consumo durante el desarrollo de la actividad de la empresa.

Sobre todos ellos realizamos un control operacional, conforme a lo establecido en nuestros procedimientos, con el fin de minimizar los impactos ambientales asociados a los mismos.

Además, como resultado de dicha evaluación y en cumplimiento de nuestro compromiso con la mejora continua hemos establecido un objetivo con el fin de reducir en la medida de lo posible el consumo de energía eléctrica en sus plantas de CONTURIZ y O CORGO mediante la instalación de placas solares para autoconsumo fotovoltaico, las cuales ayudarán a cubrir las necesidades energéticas de nuestras plantas de producción.

En el primer semestre del año 2021, en nuestro centro productivo de Conturiz, hemos reducido el consumo de bolsas de plástico para envasado en un 4%. También hemos conseguido reducir el consumo de energía eléctrica en nuestro centro de O Corgo un 1% gracias a la instalación de placas fotovoltaicas.

Continuamos así avanzando en el compromiso adquirido de reducir el impacto de nuestra actividad en el medio ambiente.