Lacón y jamón. ¿Por qué son diferentes?

¿Es lo mismo lacón que jamón asado? Puede parecer para algunos una pregunta obvia pero sin embargo es bastante común, especialmente cuando estos términos por ejemplo aparecen en una receta. Tanto si te has hecho esta pregunta como si no, debes saber que lo que diferencia a estos dos productos provenientes del cerdo es que el lacón procede de la pata delantera y el jamón de la trasera. La principal diferencia y la respuesta inmediata a la pregunta con la que arrancamos.

Pixabay.

La elaboración del lacón, otra de las grandes diferencias

Aunque la principal diferencia es la pieza de la que proceden, no hay duda de que si algo diferencia al jamón y a al lacón es su sabor. Un sabor perfectamente distinguible y cuya respuesta la encontramos en la elaboración. En ambos casos se procederá al salazón de las piezas del cerdo, pero el posterior proceso de curación no responderá al mismo plazo de tiempo. Siendo la curación clave en el resultado final y en la diferenciación de ambos productos de claro sello made in spain.  La curación del jamón será mayor que la del lacón.

El consumo es otra de las grandes diferencias, cuando el consumo de jamón es muy superior al del lacón. Además de ser un producto estrella en la gastronomía española y favorito de propios y extraños no hay que olvidar que se trata de uno de nuestras señas de identidad, cada vez más demandadas fuera de nuestras fronteras. Llegados a este punto, obviamente nos estamos refiriendo a la pieza curada o al jamón serrano y no en crudo.

Un año más, la exportación de jamón serrano ha batido records cuando a los tradicionales países importadores como Alemania o Francia se han sumado nuevas fronteras más allá de la UE, como México o Chile. Un mercado que hace que el consumo de jamón sea muy superior al del lacón.

La producción de lacón, por el contrario, sigue estando circunscrita a nuestra gastronomía, eso sí con atractivas recetas.

Asado de lacón vs asado de jamón

Parece que en este caso es el segundo el que gana. ¿Por qué? Parece que se trata de jugosidad en este caso. Otra de las diferencias cuando de asados se trata.

No obstante, en cualquiera de los casos estaremos optando por una genial idea y una tradicional receta para fiestas u ocasiones especiales. Lacón a la gallega o simplemente una pata asada con guarnición son recetas perfectas y conocidas en nuestra gastronomía.

El buen precio el de esta carne junto al alto valor nutricional son los dos elementos que completan este marco, y que ponen sobre la mesa otra de las diferencias entre el jamón y el lacón: el precio. Nada que ver las cantidades a pagar por un determinado jamón que por la misma cantidad de lacón.

La pieza, el proceso de curación, el tiempo, la procedencia, el precio y el consumo son, como ves, las principales diferencias entre estos dos productos. Diferencias sorprendentes si tenemos en cuenta precisamente esa procedencia que los identifica.

2 comentarios de “Lacón y jamón. ¿Por qué son diferentes?

  1. Mercè vilagrasa y Boldú dice:

    No sé interpretar que es el lacón, si bien creo haber entendido que el lacón es la pata delantera del cerdo no sé que aspecto tiene para saber, a la vista, como y donde comprarlo. Es cocido, es curado ?….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *