El maravilloso mundo del lacón con grelos

¡Esto va a ser un no parar de recetas de aprovechamiento! Estamos en los meses de los mejores platos de nuestra gastronomía, y nosotros os ayudamos a que no se tire nada.

quedamosdetapas
quedamosdetapas

Pero no sólo es una cuestión de ahorro y sentido común. Creemos verdaderamente que las posibilidades de nuestra gastronomía son infinitas – y posiblemente las mejores del planeta 🙂 – y con los grandes platos con los que tanto disfrutamos, pueden hacerse recetas sorprendentes e igualmente deliciosas.

Además, nuestro objetivo es que ayudaros a luchar contra la pereza y contra la alienación gastronómica que tanto daño nos hace física y psicológicamente.

Cocina de temporada

Como os contábamos en el post anterior, nuestros abuelos tenían una dieta casi enteramente de temporada, lo que a efectos nutricionales – los alimentos frescos como los vegetales conservan mejor sus propiedades nutritivas cuando crecen de forma natural, es decir, cuando no son tratados para que se desarrollen contra natura- suponía enormes beneficios.

Tanto es así, que las tendencias gastronómicas apuestan decididamente por este tipo de alimentación, mucho más consciente y realista.

A este respecto, nos parece que este artículo de Huffington Post, recoge de manera clara y resumida cuales son las principales (e incontestables) ventajas de la dieta de temporada.

Lacón con grelos

[TDN] Fotos_Cocido_54

Los gallegos somos especialistas en producto de calidad, y en este sentido siempre hemos escuchado al entorno para saber qué toca en cada época del año. A diferencia de otras culturas, la nuestra abusa muy poco de salsas y adornos porque jamás nos ha hecho falta camuflar el sabor. Esto es inteligencia culinaria y el resto, aunque también esté bueno, es no prestar atención a la tierra.

Toda esta reafirmación gastro-cultural tiene un sentido, no os creáis.

Esta es la mejor temporada para el lacón con grelos por dos motivos fundamentales: el primero es que el lacón cocido aporta valores de proteína y vitamina B imprescindibles para combatir afecciones típicas del resentimiento inmunológico que nos produce el invierno.

El segundo motivo es que el grelo está en su mejor momento tanto de sabor como de propiedades nutricionales. La combinación de vitaminas A, C y K y el aporte de hierro del grelo se complementa y potencia las propiedades naturales del lacón, dando algo que los muy modernos llamarían “superalimento”. Nada que nuestros abuelos no supieran, vaya.

A día de hoy, en una sociedad en la que cada vez se dá más importancia al cuidado de la alimentación, el lacón con grelos es un plato que se encuentra en las cartas de los mejores restaurantes, no solo de la comunidad gallega sino, cada vez con más frecuencia, en los grandes restaurantes españoles.
Los cocineros más innovadores y reconocidos, han sacado a uno de nuestros platos estrella de su versión más tradicional, apostando por combinaciones sorprendentes pero que guardan toda el alma y la razón de ser del plato de toda la vida. Por algo será, ¿no creéis?

Hoy nos quedamos con el bocadillo gourmet que fué presentado en las II Jornadas Gastronómicas del Lacón en A Coruña: el Lacónicas 2017.

El Bocata de lacón con grelos

myvuelingcity
myvuelingcity

-Es tan sencillo y tan delicioso que váis a alucinar cuando lo probéis en casa-

Ingredientes:

– Pan bao
– Lo que os haya sobrado de la laconada -si os conocéis y creéis que será tarea imposible no rebañar la fuente, reservad un plato pequeño en el que haya una porción de cada uno de los ingredientes (lacón, grelo, patata y chorizo)-.
– Queso de tetilla

Preparación:

*El pan bao puede comprarse ya cocido, pero os dejamos una receta sencilla por si os animáis a prepararlo en casa: receta fácil de pan bao.
1. Cortamos la carne en trocitos pequeños y las patatas y los grelos también hasta conseguir una especie de pringá.
2. Ponemos nuestro relleno en una sartén o plancha para calentarlo. En la salsita que deje al retirarlo, tostamos durante unos segundos el pan a fuego bravo.
3. Rellenamos el mollete con los ingredientes desmenuzados y una buena porción de queso de tetilla. apretamos el pan y a la plancha de nuevo hasta que el queso empiece a derretirse -será cuestión de segundos ya que el pan y el relleno estarán calientes-.
4. Prepárate a alucinar.

¡Comparte la receta en tus redes y te aseguramos tantos likes como lectores!