Una lasaña con restos de cocido

Nos gusta el cocido de todas las maneras. Nos da igual comerlo al modo tradicional que convertido en croqueta. ¡O en lasaña! Porque los restos del cocido -siempre sobra algo- se pueden usar en cocina para preparar otros platos deliciosos.

Lasaña de cocido.

¿Una lasaña con los restos del cocido? Pues claro que sí. Nos creemos que te encante el cocido y que te sientes a la mesa diciendo: “Me lo como todo”, pero sabes que casi nunca se cumple. Siempre sobra algo: un poco de panceta, un poco de ternera, debajo de aquella patata quedó algo de chorizo, ¡sobró cacheira!,… Pues con todo eso, se puede hacer una deliciosa lasaña que te permitirá seguir disfrutando de nuestro cocido de otra manera.

El cocido te da la posibilidad de ser creativo. Es un plato que sigue vivo y coleando después de disfrutarlo a la manera de siempre. Por eso hoy hemos pensado: “¿Y una lasaña con los restos de cocido? Buscamos en Google y nos dimos cuenta de que, como casi todo, ya estaba inventada. Aquí la tenéis. ¡Manos a la obra!

Lasaña de cocido

Receta de lasaña de restos de cocido

Ingredientes

  • 12 hojas de lasaña
  • Restos de la carne ya picada del cocido
  • 1 cebolla.
  • 1 calabacín pequeño.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 tomates.
  • Carlotas/zanahorias.
  • Judías verdes.

Preparación

Si usamos las hojas de lasaña pre-cocinadas tan sólo hay que tenerlas unos 10 minutos en agua caliente, de lo contrario tendremos que cocerlas.

Para la capa de carne, sofreír los ajos, la cebolla y el tomate. Cuando ya este le echaremos una cucharadita de pimentón agridulce de la Vera y la cerne picada. Como ésta ya está hecha del cocido, tan sólo darle unas cuantas vueltas y sacar.

En una fuente pondremos un poco de besamel en el fondo, las láminas de lasaña y una capa con las carlotas, judías verdes, un poco de queso rayado y besamel. Otra capa de láminas de lasaña y el sofrito de cebolla-tomate-carne. Más queso y bechamel y otra capa de láminas de lasaña.

Cubrimos las láminas con el calabacín cortado muy finamente a lo largo (o como nos apetezca). Añadimos el queso y la bechamel y cubrimos con la última capa de láminas de lasaña.

Terminaremos regándolo todo con la bechamel. Lo pondremos al horno a 250ºC durante unos 10 minutos, y otros 5 minutos más para gratinar.

Lo dicho: el cocido vale para todo. Además, como los productos de Torre de Núñez también dan mucho juego, tenemos una ecuación con el resultado perfecto. ¡La cosa va de cocido!

(Fuente de la receta: Canal Cocina)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *