¿Qué es eso de que el jamón serrano engorda?

Se fue la Navidad y llegó el momento de depurar todo lo que te has metido entre pecho y espalda. Hay cosas de comer que no volverás a ver hasta dentro de un año pero hay otras que no tienes por qué dejar a un lado: el jamón serrano, por ejemplo.

jamonserrano

Hay muchos mitos que se han generado alrededor del embutido y, en concreto, del jamón serrano. Que si colesterol, que si engorda… Obviamente, todo, absolutamente todo, hay que comerlo con moderación, pero el jamón es un alimento saludable perfecto para incluir en tu dieta.

Hablemos claro: 100 gramos de jamón corresponden a 7 gramos de grasa saturada, es decir un 2,8 por ciento de la energía consumida. Además,  posee vitamina E y es antioxidante, más aún si es consumido con tomate, ofrece además otras vitaminas como B1, B6, B12 y ácido fólico, saludables para el sistema nervioso y para el buen funcionamiento de sistema neuronal, el cerebro, es rico en minerales como el cobre, esencial para los huesos y cartílagos, hierro y fósforo. O sea, una joya.

jamon2

Hay un dato que no queremos que se os pase de largo y que ofrece la Base de Datos Española de Composición de Alimentos, avalada por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el de Sanidad: por cada 100 gr, el jamón serrano aporta solamente 319 kilocalorías.

Por lo tanto, sólo tenéis que haceros con nuestro jamón serrano, degustarlo y lucir tipito.