Melchor es de jamón, Gaspar de lomo y Baltasar de salchichón imperial

¡Y por fin llegó la noche más mágica del año! ¡Hoy vienen los Reyes Magos! Cargados de regalos (como dice el villancico) pero también con mucha hambre y con la necesidad de reponer energía. ¡El esfuerzo que hacen es tremendo!

Reyes Magos Embutido

Todos les hemos dejado algo de comer a los Reyes Magos. Sabemos que tienen por delante una noche interminable de trabajo, una dura jornada de trabajo para que ningún niño se quede sin su regalo. Sobre todo un año como este en el que los más pequeños de la casa han demostrado su valentía, su paciencia y una responsabilidad que ha superado, en muchos casos, a la de los mayores.

Son los que nos han hecho el confinamiento más llevadero, los que nos han puesto en marcha, los que, a veces sacándonos de quicio, no han permitido que nos vengamos abajo. Han asumido sus responsabilidades volviendo al colegio y demostrando que son capaces de llevar una mascarilla puesta durante toda la jornada. Son esos que nos recuerdan en el súper que no nos peguemos demasiado al que tenemos delante. Son, sin duda, los mejores.

Por eso los Reyes tienen que ser más mágicos que nunca. Pero, para eso, necesitan recargar las pilas. ¿Y a los camellos? hierba, agua, hay quien le deja galletas o incluso turrón… Pero los Reyes Magos se merecen cosa buena: una tabla de embutidos Torre de Núñez.

Gaspar es más de lomo embuchado.

Los tres embutidos para que los Reyes Magos carguen las pilas

Que nadie le toque a Melchor el jamón serrano

¡Nos han dicho que se enfada! Tanto Baltasar como Gaspar saben que el jamón serrano que hay en la tabla es para Melchor. Entran los tres en el salón de casa y lo primero que hace Melchor es cerciorarse de que hay jamón sobre la mesa. ¡Lo devora!

A Gaspar le encanta el lomo embuchado

Es cierto: le encanta. Lo han comprobado todos los hijos de los trabajadores de Torre de Núñez. Siempre que le dejan un poco de lomo embuchado en la bandeja, a Gaspar se le cae sobre la mesa un pelo del bigote y todos han podido comprobar que tiene un color rojizo. Le gusta tanto que, cuando come, mueve el bigote a muchísima velocidad. Recordad: vienen los tres con mucha hambre.

Baltasar es más de salchichón imperial

Baltasar es el rey mago preferido de muchos niños. Es un rey noble y amable y también con un gusto muy exquisito. ¡Le encanta nuestro salchichón imperial! Es el primero en dejar sus regalos bajo el árbol y el primero que se va a la mesa para picotear y recargar las pilas.

Gracias a vosotros, los tres Reyes Magos recargarán su energía para conseguir que todos los niños del mundo, sin excepciones, sonrían con mucha fuerza, aunque, por ahora, toque hacerlo debajo de una mascarilla. Pero ya queda menos. ¡Que los Reyes os traigan muchas cosas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *