Salchichas Mexicanas a la parrilla

Sol, música y gastronomía. Estos son tres de los ingredientes que hacen de nuestro verano y nuestras vacaciones un “plato más apetitoso”. Gastronomía y buena comida a la que no podemos renunciar cuando estamos en la playa o en una parrillada con amigos. Para esas jornadas de parrillada y buena compañía una de las mejores opciones para asar a la parrilla son, sin duda alguna, las salchichas mexicanas sin + de Torre de Núñez, ideales para acompañar todo tipo de carne.

 

Las salchichas mexicanas sin + de Torre de Núñez

Nuestras salchichas mexicanas sin + están elaboradas con carne magra y panceta de cerdo y las mejores especias que son las que le dan ese inconfundible sabor a México. Aunque, si por algo destacan las salchichas mexicanas sin +, es por no contener ni colorantes, ni lactosa ni tampoco gluten. Su sabor y sus características alimenticias le valieron a esta variedad de salchichas de Torre de Núñez en 2017 un premio internacional del Taste and Quality Institute de Bruselas. Premio que reconoció a la variedad de salchichas sin + como uno de los mejores productos cárnicos de ese año. El galardón supuso además un auténtico espaldarazo para nuestro departamento de I+D+i que sigue innovando e investigando para ofrecerle los mejores productos.

Consejos para asar a la parrilla unas buenas salchichas

Ahora que ya sabemos con qué combinar esa costilla de cerdo que tenemos en la parrilla vamos a daros unos consejos para que nuestras salchichas os queden si cabe aún más ricas. 

  • No eches las salchichas en la parrilla cuando las brasas estén demasiado calientes. Si su calor es muy intenso corremos el serio riesgo de quemarlas. Por eso conviene ponerlas después de la carne ya que esta necesita más tiempo para hacerse y quedar en su punto. 
  • No le pierdas el ojo a las salchichas y dale la vuelta. Cada 2 o 3 minutos debemos darle la vuelta para que se asen de una forma homogénea.
  • Un buen indicativo de que la salchicha está preparada es cuando las rejillas de la parrilla han quedado bien marcadas en la salchicha. Bien marcadas pero sin llegar a quemarlas claro.

 

Ahora solo nos queda coger unas pinzas, un plato o una bandeja y servirlas con el resto de la carne y guarnición. ¡Buen provecho!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *