Torre de Núñez continúa creciendo e incrementa su facturación un 7%

La empresa cárnica cierra 2017 con una cifra de facturación de 23,5 millones de euros

Visita de la Conselleira de Medio Rural a Torre de Núñez

Torre de Núñez sigue creciendo y cierra 2017 con una cifra de facturación de 23,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 7%. La buena aceptación de sus productos, tanto por parte del mercado nacional como internacional, está marcando el crecimiento de la empresa cárnica que cerró el año con la consolidación de 100 puestos de trabajo directos.

Actualmente podemos encontrar la marca gallega en los establecimientos de las principales cadenas del país pudiendo afirmar que está presente en más de 4.000 puntos de venta sólo en España. Pero además, el esfuerzo de internacionalización realizado por la empresa sitúa a la marca en lugares tan diversos como Japón, Cuba, Moldavia o Alemania entre otros. Y es que, “en un mercado tan atomizado a nivel nacional como es el de elaborados cárnicos, el mercado exterior es cada vez más relevante”, afirman desde la empresa.

Para llevar a cabo esta expansión Torre de Núñez ha necesitado adaptar su catálogo a las necesidades y gustos de los diferentes mercados así como incrementar su capacidad productiva. En 2016 ampliaba sus instalaciones construyendo una planta de 2.000 m2 dedicada únicamente al loncheado de sus productos y a lo largo de 2018 terminará la ampliación de su secadero de jamones con lo que alcanzará las 500.000 piezas en estancia.

Los productos de Torre de Núñez están ya presentes en 21 países de todo el mundo

Un 2017 de premios y acciones sociales

El 2017 ha sido un gran año para la empresa cárnica Torre de Núñez. Sus salchichas ‘Sin+’ recibían en Bruselas el premio Superior Taste Awards 2017, que concede anualmente el Taste and Quality Institute (iTQi) y que es considerado como “el único sello de calidad en sabor”. También la empresa ha sido reconocida con dos indicadores de buena gestión que entrega el servicio de información empresarial Ardán, de la Zona Franca de Vigo.

En medio de esta senda de crecimiento la empresa no descuidó el desarrollo de diferentes acciones dentro del ámbito de la responsabilidad social corporativa. Sus donaciones semanales de producto a distintas asociaciones benéficas de Lugo han superado este año las 10 toneladas. En 2017 la empresa también mostró su apoyo a personas de la tercera edad con su campaña navideña “Hagamos algo nuevo juntos”, colaboró con iniciativas de concienciación social como por ejemplo la “Pontevedrada” sobre necesidad de la donación de sangre tejidos y órganos y continuó apoyando deportes minoritarios a través de su iniciativa “Generación Bocata”.