Sopa castellana con jamón y chorizo

La sopa de castellana nace en la región española que le da nombre a la receta, por parte de los pastores tradicionales. Se realiza de una forma muy similar a la sopa de ajo pero incorpora ingredientes característicos de la zona, como por ejemplo, jamón serrano y/o chorizo. Estos ingredientes, más contundentes, proporcionan un importante aporte calórico para afrontar el invierno. Así que, ¡toma nota!

4 comensales | 1h 30min | Plato pral. | Dificultad baja

Ingredientes:

1 cabeza de ajos
1¼ litros de agua
1 cucharadita de pimentón dulce ahumado
1 chorro de aceite de oliva virgen extra
2 trozos de chorizo Torre de Nuñez
125 gramos de jamón serrano Torre de Nuñez

150 gramos de pan duro
1 pizca de sal
1 huevo

Pasos a seguir:

1.- Pelamos y fileteamos los ajos, no es necesario que sean muy finos.

2.- Partimos el pan en trozos y reservamos. A continuación, cortamos el jamón serrano y el chorizo en daditos.

 3.- Ponemos una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva. Cuando esté caliente salteamos los ajos. En cuanto cojan color, los sacamos y reservamos.

4.- Añadimos los trozos de chorizo Torre de Nuñez a la sartén y salteamos durante un par de minutos. Sacamos y reservamos.

5.- Retiramos la sartén del fuego y agregamos el pimentón ahumado. Removemos bien y añadimos el pan. Cuando esté todo bien mezclado ponemos de nuevo la sartén al fuego y seguimos removiendo el pan durante 2 o 3 minutos. Retiramos y reservamos.

6.- Ponemos una cazuela al fuego con agua y añadimos los ajos, el chorizo, el jamón y el pan rehogado en el pimentón que tenemos en la sartén. Removemos bien, tapamos y dejamos hervir la sopa castellana durante una media hora o 40 minutos.

7.- Ahora podéis probarla para saber si está bien de sal y rectificar si es necesario. Retiramos la cazuela del fuego y añadimos el huevo sin dejar de remover.

Servimos inmediatamente la sopa castellana y ¡la disfrutamos bien calentita!

¡Un consejito! Servir la sopa de ajo acompañada de unas yemas de huevo crudas en lugar de con el huevo completo. Con el calor del caldo la yema cuajará un poco y será más cremosa.

(Fuente: Recetas gratis)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *