Torre de Nuñez donó 10 toneladas de alimentos a comedores sociales y ONG en 2019

Torre de Núñez ha distribuido cerca de 10 toneladas de jamón y embutido artesano entre algunos de los principales comedores sociales de Lugo y Galicia. La empresa avanzó en 2019, además, en la sistematización de sus políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de acuerdo a los estándares internacionales de buenas prácticas. La nueva estrategia de Torre de Núñez pasa por la dinamización de avances e innovaciones en sostenibilidad como parte diferencial de su modelo de gestión.

“Torre de Núñez tiene desde sus inicios hace más de 50 años una relación de colaboración y buena vecindad con su entorno”, explica el gerente de la empresa, José Manuel Núñez Torre. “Pero siempre se puede mejorar. Y lo estamos haciendo a partir de dos líneas de trabajo. Como empresa del sector alimentario, nuestra principal aportación a la sociedad es ofrecer productos saludables, minimizar nuestra huella ecológica y colaborar con la minimización del desperdicio alimentario. Como ciudadanos, como vecinos, también queremos ser parte activa de nuestro entorno”.

Alimentación, deporte y sostenibilidad

La colaboración con entidades del tercer sector como comedores sociales sólo es una de las líneas de trabajo de Torre de Núñez en materia de responsabilidad social. La empresa también tiene en sus líneas de acción estratégica, en materia de RSE, la promoción de la vida saludable.

De ahí la colaboración permanente con entidades vinculadas al atletismo. O el apoyo a Jorge Prado, la joven promesa lucense del motocross mundial. “Jorge Prado es un excelente modelo para todos nosotros, y especialmente para los más jóvenes: un deportista de élite que se supera a si mismo permanentemente, con unos hábitos alimenticios extremadamente sanos… y además, de Lugo, nuestro entorno inmediato”. Torre de Núñez fue la primera empresa gallega –y aún la única- en apostar por Jorge Prado.

Dos de los principales lanzamientos de la empresa en 2019 forman parte de sus avances en responsabilidad. Por una parte, los nuevos envases bipack para productos loncheados, un esfuerzo de innovación que permite emplear menos plástico y, además, al facilitar la conservación del alimento, reducir el desperdicio alimentario. En segundo lugar, el chorizo reducido en sal. El producto, que sigue la estela del jamón con 25 % menos de sal, el primer jamón serrano Duroc reconocido por la Fundación Española del Corazón por ser más saludable, ha sido muy bien acogido en el mercado.

También el pasado año, la empresa se sumó al programa Responsabilízate, de la Xunta de Galicia, para incorporar modelos y criterios de gestión responsable a sus esquemas de trabajo.

José Manuel Núñez Torre lo tiene claro: “En 2020 trataremos de seguir mejorando también en RSE”, afirma. “Una empresa tiene que estar avanzando constantemente en todos sus ámbitos de gestión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *